lunes, 1 de febrero de 2016

Susurros

Alma perdida y errante
que recorres el  camino
lleno de piedras y abrojos
de ventiscas y de frio.

Como seguirte de lejos
con la tristeza en el rostro
lleno de arrugas y sueños
de recuerdos que perdiste
en ese andar tan ansioso
por esos campos sombríos.

En noches negras sin luna,
cruzando arroyos y ríos
con las estrellas por guía
en el firmamento umbrío
teniendo a Dios por testigo
de esta vida sin sentido.


Nancy, mayo-2013